Cabello y cuero cabelludo

¿Cómo está constituido el cabello?>

Folículos pilosos implantados oblicuamente en el cuero cabelludo, los cabellos están constituidos por dos partes: el bulbo piloso y el tallo piloso.

Las células se multiplican a nivel del bulbo, situado en la base de la raíz del cabello, gracias a las aportaciones indispensables de oxígeno, sustancias nutritivas y sales minerales transportadas por los vasos capilares sanguíneos.

Progresivamente empujadas hacia arriba, estas células se cargan de queratina, proteína rica en aminoácidos azufrados (cistina y metionina) para formar el tallo piloso. Este último está constituido por tres capas concéntricas de células:

- La médula, en el centro, está formada por células sin núcleo y poco pigmentadas.

- El córtex está compuesto por células ricas en queratina y en pigmentos que determinan el color del cabello y le aporta rigidez y solidez.

- La cutícula, la capa externa, está compuesta por células aplanadas que se superponen como las tejas de un tejado. Protege la estructura interna del cabello: desempeña un papel de barrera que permite que el cabello luche contra las agresiones externas y mantenga una tasa de hidratación satisfactoria. Así pues, es indispensable para la buena salud del cabello.





Volver al listado de preguntas