Pieles grasas

¿Cómo reconocer una piel mixta o grasa?>

Una piel grasa se caracteriza generalmente por una textura más gruesa, poros dilatados, un aspecto apagado, grasiento y brillante. Esta apariencia se debe a un exceso de sebo que favorece la aparición más o menos regular de imperfecciones cutáneas, de tipo “puntos negros” o “granos”, localizadas sobre todo en la parte media del rostro: frente, nariz y barbilla.

Volver al listado de preguntas